¿Cómo las elaboramos?

El proceso que llevamos a cabo para elaborar las plantillas en nuestra clínica es muy riguroso, siguiendo siempre el mismo protocolo con el fin de reducir al mínimo el número de errores posibles.

La parte más importante de todo este proceso es la 1ª visita en consulta, donde realizamos el correspondiente Estudio Biomecánico (hay que poner enlace en estas dos palabras para que nos lleve al post donde explicamos en que consiste el estudio) y diagnosticamos al paciente según la patología o alteración mecánica que presente.

Una vez que ya damos por concluido el estudio, empezamos a trabajar en los diferentes elementos de las plantillas, siguiendo siempre el mismo orden:

  • – Elaboración del patrón de medidas del pie acorde al gráfico 3D obtenido directamente desde la plataforma de presiones.
  • – Corte de los materiales que vayan a ser usados para la confección de las plantillas.

Para poder entender como se elabora un soporte plantar, dividimos las plantillas en 4 ítems:

  • – Cuerpo
  • – Forro
  • – Elementos de contención plantares
  • – Elementos de corrección

Seguidamente, es necesario obtener un molde los mas fiel posible a la forma y estructura del pie del paciente, ya que gracias a este molde podremos adaptar mediante termo-fusión los diferentes elementos del soporte.

Los objetivos que nos marcamos cuando hacemos el molde del paciente son los siguientes:

  • – Buscar la posición neutra de la Articulación Subastragalina (ASA), que es la encargada de guiar al pie en los 3 planos del espacio:
    • – Sagital (visión lateral del pie)
    • – Frontal
    • – Plantar
  • – Dar funcionalidad al Arco Longitudinal Interno para poder proporcionar una mejor estabilidad.
  • – Equilibrar la posición del tobillo respecto al eje que nos marca la rodilla, o la Extremidad Inferior en su defecto.
  • – Adaptar perfectamente al contorno del pie el molde para ofrecer el mayor confort posible con la plantilla.

Para realizar el molde utilizamos un sistema de vacío directamente contra el pie, que nos permite una mejor maniobrabilidad con el mismo; siendo un sistema de obtención de molde RÁPIDO, HIGIÉNICO y SEGURO.

Cuando ya tenemos el molde de ambos pies del paciente, empezamos con el trabajo de cada elemento que conforman las plantillas.

  • – Mediante termo-fusión adaptamos el CUERPO de las plantillas al molde de cada pie, y enfriamos el material hasta que vuelva a tener la consistencia deseada.
  • – Pulimos y encolamos todos los ELEMENTOS CORRECTIVOS que vaya a llevar nuestro soporte.
  • – Marcamos en el CUERPO el sitio exacto donde irán situados los ELEMENTOS DE CONTENCION PLANTARES y los encolamos para después calentarlos a la temperatura necesaria para cada material de tal modo que podamos enganchar-los perfectamente a la forma del pie.
  • – Pulimos estos elementos hasta dejar la cara plantar del soporte completamente estable respecto al plano del suelo.
  • – Encolamos la cara plantar del FORRO marcando justo el lugar hasta donde llegará el CUERPO.
  • – Colocamos todos los elementos encolados anteriormente en su posición para ejercer la función específica de cada uno y finalmente encolamos dorsalmente el FORRO de las plantillas para dar el remate final en pulidora.
  • – Por último, comprobamos que ambas plantillas entren perfectamente dentro del calzado del paciente.
Solicita tu análisis biomecánico